laEspabilá

naming, identidad corporativa y packcaging

laEspabilá es el proyecto de una pareja de emprendedores con inquietud y ganas de hacer las cosas de manera diferente que deciden comenzar la explotación de un olivar familiar situado en Montellano, Sierra sur de Sevilla. Apuestan por una producción ecológica de un aceite de oliva premium de especialidad arbequina. La producción ecológica supone hacer las cosas de manera diferente a como la tradición manda en el campo y, pese a las dificultades e imprevistos que surgen en el camino, consiguen lograr un aceite de magnifica calidad con un sabor exquisito.

 

El nombre de la marca hace referencia a esa rebeldía, esa inquietud por querer hacer las cosas de manera diferente a los demás buscando conseguir algo mejor, algo único. Habla de una persona lista, con inquietud, inteligente para saltarse las reglas y encontrar nuevos caminos que la lleven al éxito. Pero también dice de esa persona que resuelve y ejecuta con rapidez, ya que los tiempos en el proceso de molienda de la aceituna son clave en su valoración como categoría premium. Cuenta la historia de una persona que se quiere posicionar en un mercado tradicional, con un producto diferente, y lo consigue.

 

La gráfica de la marca trata también sobre esta manera de hacer las cosas y la muestra con elementos tradicionales como la tierra, el mar, el sol… reproducidos de manera moderna mediante tramas y retículas digitales. De esta forma vemos representado en la etiqueta de la botella el olivar familiar en tonos naranjas, el mar mediterráneo en azul y una alegoría al antiguo mar de Tethis que unía Barcelona con Andalucía (lugar de procedencia de cada miembro de la pareja) con un llamativo degradado en tonos verdes.

 

Es interesante destacar que, para el etiquetado de la botella se recurre a un Sleeve para preservar al producto de la incidencia de la luz que tanto lo deteriora. Aprovechando la impresión completa que este tipo de etiquetado termorretráctil permite, apostamos por el blanco en la parte superior y mostramos la imagen digital de la campiña en la parte inferior. De este modo conseguimos hacer destacar el producto en el lineal mediante la interesante combinación y disposición de los colores. Por último, la capsula de color personalizada que sella el envase nos permite identificar los diferentes sabores y variedades de la marca.